Blog de Chitio Rendón

¡Que no se cierren las puertas!

  • Escrito por Josué Rendón
  • Categoría: Creo y Crezco
  • Publicado: 25 Ago de 2013

200368976-001Recuerdo mis primeros días de universidad. Mentes optimistas, motivadas y con ganas de aprender, las emociones de conocer nuevos amigos y la alegría de comenzar a dedicarse a la profesión de tu vida. Y tampoco puedo olvidar a un compañero que tuve en los primeros cursos, un tipo muy inteligente, demasiado diría yo, muy bueno para los números y lógica. Al inicio de la carrera todos empezamos a notar su talento, y hasta cierta manera admirarlo también. Pero había un problema… ¡el creía que lo sabía todo!

No dejaba ninguna oportunidad para alardear que los temas “ya se los sabía” o que “era demasiado fácil para su nivel”, actitudes que no fueron de nuestro agrado. Conforme el tiempo pasó, poco a poco todos nos fuimos alejando de él, hasta el punto que se quedó sin amigos. A pesar de ser muy capaz e inteligente su orgullo le cerró las puertas de la amistad. A los años me contaron que este compañero se había cambiado 3 veces de carrera porque nada “lo satisfacía”, y hoy, casi 5 años después, me entero que no logró definir bien su rumbo académico y menos laboral, y prácticamente se quedó solo en la vida.

Es sencillo, la humildad siempre nos abrirá puertas y el orgullo las cerrará. El ser inteligentes, exitosos o capaces no nos da el derecho de ser altivos, al contrario debemos ser humildes para aprender aún de lo que no son superior a nosotros. 2da de Samuel 2:28 dice “A la gente humilde le concedes la victoria,pero a los orgullosos los haces salir derrotados.”  Es preferible que nos cataloguen como “alguien que desea aprender” que “alguien que se cree de todo más no sabe nada” .

No perdamos la oportunidad de ser mejores personas por el orgullo. No pensemos que somos auto suficientes creyendo que no necesitamos de nadie, ya que sin duda alguna siempre habrá algo en lo cual podremos ser formados.

¿En cuantas cosas puedes ser mejor? ¿Qué áreas de tu vida pueden ser formados? Si no se te ocurren al menos 5 déjame decirte… ¡tienes problemas con la humildad! Es momento de eliminar el orgullo y dejar que las puertas se abran, permitiendo que Dios, a través de otras personas, te forme.

El misterioso caso de Chocolate arrow-right
Next post

arrow-left El limón arregla todo
Previous post

© 2017 Blog de Chitio Rendón - Después de casi dos años y varios intentos de desarrollar mi propio tema mejor me rendí y bajé un ya hecho...¡la falta de tiempo! | Pinzolo theme